sábado, 29 de mayo de 2010

¿Tiene el mundo una interfaz amigable?

¿Tiene el mundo una interfaz amigable?
Es decir, ¿es intuitivo y sencillo de manejar o manejarse por el mismo?

En cierto sentido lo es, pero no todo es intuición. Hay mil aspectos a tener en cuenta, mil opciones y posibles caminos a los que llegar.
Es una especie de yincana donde el bien y el mal no están del todo delimitados.
Un juego con normas arbitrarias dependientes de lo que te dé por creer.
Una lucha entre nuestro Ello y Superyó que resultará crucial para nuestro destino.
Todo envuelto en un cóctel de azar y de trenes que pasan y llegan, de voluntades lejanas y de misterios por resolver.

El mundo es una especie de isla de Lost pero sin osos polares sueltos (pronto los exitinguiremos...).

El problema es que el empeño es inversamente proporcional al conocimiento.
Aquellas personas que pasan del sentido de la vida, creen conocerla mejor que los que ponen empeño en indagar sobre sus verdades universales. Llegando incluso al límite de "sólo sé que no sé nada".

En resumen, la interfaz amigable del mundo es contingente. Y no porque se haya convertido en mi adjetivo favorito, ni porque repugne a la conciencia, ni si quiera porque se trate de un juicio sintético a priori, simplemente porque depende del prisma que miremos para hallar una u otra verdad (o mentira) de respuesta.

PD. The truth is out there...

2 comentarios:

semetaphysical dijo...

decía Ortega y Gasset que hay gente que nace para vivir la vida, y otros para conocerla.

Santi dijo...

Claro que no es amigable, mira a los pobres científicos creando un canal de varios kilometros y varios millones de euros sólo para acelerar partículas. Es todo un juego de preguntas y respuestas que no tiene como meta la verdad, sino el conocimiento. La verdad es inalcanzable.

Publicar un comentario