miércoles, 2 de junio de 2010

Necesidad

Y ahí estaba él. Frente a mi. Impasible ante mi mirada de alegría.
Lo había buscado por todas partes, y por fin, lo tenía justo a mi alcance.
Es sorprendente hasta dónde puede llegar la necesidad. Un día, simplemente te das cuenta de que no puedes vivir sin él, y entonces, contra todo pronóstico, sales a toda prisa en su busca. Sabiendo que cada segundo en su ausencia, se te hace más dificil ser feliz.

Aysh, cuánto te había echado de menos, querido ventilador... ^^

7 comentarios:

Manz dijo...

¡Cada día se esconden mejor!

Enrique GB dijo...

Tú y yo sabemos el nombre propio de ese "aparato" ... XDDDDDD

Santi dijo...

xDDDDDDDD

He releído el post tras leer el comentario de Enrique y... en fin :D

Chica Pop dijo...

Jeje, creo que alguna vez he leído algo parecido.
Viva el ventilador.

semetaphysical dijo...

xDDDD nos devuelve la vida suplir la necesidad

Expediente X dijo...

Ay!!! mi solete del sur,
ese ventilador,
podrá quitarme la calor,
en primavera o verano,
pero jamás me dejará sin luz,
sin el sentido de la vida,
que tu me das cuando me miras,
mi solete del sur...

Luisma dijo...

Eso eso, ventilador, porque el aire acondicionado se va a poner imposible de poner xDD
Santi, no me seas... :P

Publicar un comentario