lunes, 26 de abril de 2010

La búsqueda

Si te pasas un año y medio mirando al mar existen ciertas posibilidades de ahogamiento mental.
Pero su contrapartida positiva es tan fuerte como efectiva, y es que la dedicación personal a la vida contemplativa (y la reflexión), tiene sus puntos fuertes.

¿Qué pasaría si tuviéramos la capacidad de analizarnos en tiempo real? Supongo que seríamos más autómatas que humanos, quizás pudiésemos actuar con perspectiva, pero librarnos de nuestros instintos y quedarnos sólo con el superyó no es siempre la mejor opción...
Y es que...¿realmente deseamos convertirnos en máquinas morales sin libertad? ¿Por qué eliminar el privilegio de perder la cabeza y actuar con libre albedrío?

La locura es en sí, un signo de evolución, de distinción. Los locos del pasado son los genios del futuro. Siempre ha sido así.
La incomprensión no es más que una limitación animal, un impedimento para adaptarse a situaciones nuevas o pensamientos distintos.

La gente critica lo que desconoce, ¿hay mayor contradicción que ésta?
¿Por qué no asumir la contingencia del camino, las infinitas posibilidades, la verdad escurridiza que se escapa entre las manos y emprender la búsqueda hacia el misterio de la existencia?
¿Por qué rendirse cuando la partida no está aún ganada, ni perdida? ¿Qué extraña visión yace a la sombra de las mentes inertes incapaces de ver más allá de la oscuridad?

Sea lo que fuere, no pienso quedarme eternamente en la caverna...
saldré de entre las sombras a la búsqueda de un nuevo destino.

Siempre ha sido así.
Y sólo ocurre una vez.

6 comentarios:

Carlos dijo...

Creo q la vida contemplativa es un placer, y hasta una necesidad para quienes necesitan su espacio personal individual antes que el social. Pero como todo, en exceso crea "normas", "creencias" e incluso "temores" que condicionan despues la intencion de salir fuera de la cueva mental, a la realidad simple y llana jejeje :p

Santi dijo...

Locura, genialidad, excentricidad... son palabras muy diferentes pero que definen a personas claramente peculiares y distintas. Outliers, siempre molestando a la estadística...

Me gusta como hablas de la locura, la defines tan bien que parece que hablas por ti misma xD. Y deja de mirar al mar, demasiada paz contenida, tú necesitas acción. Menos mal que durante tu _semana del Ya_ te ha sacudido un tsunami :D

¿Destino? No.

Neoligero dijo...

Yo no lo llamaría locura, me parece mas bien inquietudes de una persona cuerda y consciente de su entorno. Kizas todo el mundo al menos una vez en su vida halla pasado por ahí, aunque no todos se percaten de ello o sean capaces de expresarlo de forma tan locuaz.
La meditacion es una parte fundamental en nuestras vidas, y es algo que se deberia hacer al menos una vez al dia de forma saludable. Como una especie de diario mental de nuestro dia a dia. Sin descuidar la accion por supuesto como bien dice santi. Si no hay accion no hay meditacion.

Es como hacer la pasta sin agua no crees? xD

Diana dijo...

Claro, es que una cosa no quita la otra.
A veces necesitamos frenarnos porque el mundo va demasiado rápido y necesitamos perspectiva, eso es en sí la meditación.

Enrique GB dijo...

La vida sólo contemplativa no tiene ni siquiera un punto fuerte en sociedad. Verás. El apartado, en su felicidad ignorante y regocijo propio, lo seguirá siendo hasta el día en que muera, de sobredosis, por supuesto.

Y sí, quizás sea un genio en el futuro, pero no mañana, ni quizás pasado. Entonces, ¿para qué puñetas esperar a estar muerto?

Sal pa fuera, que las sombras y los jueguecitos del puñetero Platón me tienen hasta la corona. Que la guarida sólo está reconocida legalmente pa cuando hace frío, y cuando lo hace no siempre hace falta refugiarse en ella, leches.

Expediente X dijo...

No estamos locos ¿Sabemos lo que queremos? >_-

Publicar un comentario