miércoles, 30 de septiembre de 2009

La Cocina


Definitivamente la cocina y yo no estamos hechas la una para la otra.

Si bien he tenido que acostumbrarme a mi ya gran especialidad de croquetas carbonizadas, y mis amigos aún recuerdan el memorable día en que ideé un nuevo tipo de huevos fritos (…), ahora voy tranquilamente a sacar unas salchichas del frigorífico y cuál es mi asombro al descubrir que se han quedado pegadas a la pared frontal de la nevera. Sí, con envase y todo.
Me recojo el pelo en modo de concentración y tiro de ellas con toda mi fuerza. Al instante oigo un “chup!” y me veo sentada en el suelo de la cocina con un paquete de salchichas congeladas en la mano. Mi cena…
Las palpo aún con incredulidad e hinco mis uñas sobre una de ellas. Se desquebraja.

Bien… salchichas 1, Diana 0…

Me levanto de nuevo y miro desafiante al frigorífico (se supone que los electrodomésticos están para facilitarnos la vida no para reírse de nosotros… ¬¬), así que a modo de castigo le bajo la potencia de refrigeración al mínimo. (Ahora entiendo por qué mi helado de turrón se transformó en roca de turrón…).

Respiro hondo y pienso en cosas bonitas.

No funciona, esta mañana me he levantado con un dolor de cabeza indescriptible y mi mala leche crece en función exponencial…

Voy al salón y me topo con mis apuntes colapsando toda la mesa. Me miran como si quedaran 10 segundos para la explosión de una bomba nuclear y sentarme delante de ellos fuera la única posibilidad de salvar el mundo.

Les digo que me esperen un rato que necesito una ducha para despejarme.

Entro en el baño y aunque está limpio empiezo a pensar en que podría dejarlo más reluciente aún (estas ansias de hacendosismo me entran cada vez que tengo que sentarme a desconectar bombas en operaciones de vida o muerte…). Me quito la ropa y las ideas de perder un poco más el tiempo.

Bien –pienso- ya debe quedar menos para la descarga del episodio de Lost…

PD. La imagen pertenece a una de mis especialidades culinarias. xD

2 comentarios:

Thérèse dijo...

que fuerteeeee la foto jajajajaja. pobrecita, te juro que un dia sabras cocinar.
tere

Diana dijo...

jajaja ¿la recuerdas? creo que la hice contigo!! pero he de decir, que quitándole la parte quemada, por dentro estaban ricas! xDD

Muaaaks!

Publicar un comentario