lunes, 22 de febrero de 2010

El Mundo de las Ideas

 A medida que profundizo en el pensamiento platónico más me doy cuenta de todo lo que comparto con él.
Si bien hace poco yo defendía a capa y espada la existencia de unos derechos/valores fundamentales cuya procedencia distaba de las leyes jurídicas y jurisprudencias mundiales, hoy me doy cuenta de que me refería sin saberlo al Mundo de las Ideas.

Platón creía en la existencia de dos tipos de realidad o tipos de mundos: el mundo sensible y el mundo inteligible (o mundo de las Ideas). El Mundo Sensible es el conjunto de cosas perceptibles por los sentidos, cosas materiales, temporales y espaciales. Por su parte, el Mundo Inteligible consta de realidades universales; es el mundo de las Ideas . Las Ideas no están sometidas a cambio, son eternas, invisibles, no materiales, atemporales y aespaciales. Se conocen por la razón. Es la auténtica realidad. Las Ideas no son conceptos o sucesos psíquicos, algo que exista en la mente; son entidades extramentales, con entidad objetiva e independiente del hombre.

Esta dualidad de lo perceptible y lo esencial siempre ha llamado mi atención.
Siempre he creído que hay todo un mundo detrás de los sentidos, de nuestra percepción personal. Aquella afirmación que le fue revelada al Principito ha sido subscrita mil veces por mi pensamiento, y a día de hoy sigo convencida de que lo Esencial es invisible a los ojos.

En esta huida desesperada de la caverna por la conquista de la liberación y el seguimiento de la cruzada del conocimiento, me topé con Kant.
Y sus fenómenos y noúmenos.
Este hombre, idealista trascendental, tiene mucho de interés. A resaltar su Imperativo Categórico (concepto que requiere un tiempo de explicación del que voy a prescindir, simplemente dejaré sus formulaciones sobre el mismo):

1. "Obra sólo de forma que puedas desear que la máxima de tu acción se convierta en una ley universal."
2. "Obra de tal modo que uses la humanidad, tanto en tu persona como en la de cualquier otro, siempre como un fin, y nunca sólo como un medio”.
* 3. "Obra como si por medio de tus máximas fueras siempre un miembro legislador en un reino universal de los fines".


Pero realmente a mi me interesaba mucho más la parte de los fenómenos.
Kant diferencia entre fenómeno (hechos que percibimos) y noúmeno (lo que es realmente, su esencia), y de aquí surgió una corriente de la filosofía conocida como Fenomenología. (que estudia los fenómenos lanzados a la conciencia, es decir, las esencias de las cosas).

Podría hablar horas y horas sobre todos los pensamientos que se agolpan en mi cabeza al leer e indagar sobre este maravilloso mundo.
Aún me encuentro en el principio, a la salida de la cueva, o quizás tratando de ver realidades necesarias donde sólo hay contingentes, pero es un camino apasionante que me apetece recorrer.

No sé a dónde me llevará el mundo de las Ideas, o si encontraré algún día la esencia de las cosas, pero al menos viviré con la certeza de que la búsqueda es el camino para hallar el fin.

7 comentarios:

Thérèse dijo...

hablas de "entitades extramentales"..eso significaria algo como el objetivismo, ¿no?

Entitades que existen fuera del hecho de que tu crees o no crees, de que tu sabes o no sabes..

Diana dijo...

Claro, las ideas según Platón están por encima de la mente del hombre, de nuestra percepción. Son independientes a nuestra visión :)

Thérèse dijo...

vale. pero si bien son encima de nuestra mente porque independentes, el hombre puede llegar hasta ellas despues de reflexiones, ¿no?

Diana dijo...

Sí, el hombre puede llegar hasta ellas, puede descubrirlas pero no crearlas.

didacus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
didacus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
didacus dijo...

Bueno pues nada.

Publicar un comentario